Muack box, planes para los más pícaros